19.11.08

ballena en vaso


Una niña que paseaba por la playa, se encontró varada una ballena, sin fuerza para empujarla de nuevo a la mar, se fue corriendo a casa, entro en la cocina, cogió un taburete, se subió en él, abrió un estante y salió de la casa directa a la playa. Cuando llegó donde estaba la ballena, se alejó unos metros de ella, metió la mano en el bolsillo, saco un vaso, lo puso a la altura de la nariz, dirigió la mirada hacia la ballena y guiñó un ojo.

Exclamó: ¡tranquila ya estás salvada!

Ahora vive con ella, en un vaso en el medio de su escritorio y todas las mañanas antes de irse al colegio le da los buenos días.

3 comentarios:

Ana dijo...

les contaré el cuento de la ballena a mis niños, a ver si les gusta!!!

nines dijo...

las orcas, los delfines ahora las ballenas "atración fatal"

Inma Otero dijo...

Por favor, si soy la ballena y veo a esa niña con un vaso de agua entre las manos para salvarme guiñándome un ojo
¡¡¡es que me la como a besos!!