13.5.09

Sálvese quien pueda...

Desde Grey Francia llega esta gráfica que recrea una calle de París al más pudro estilo ratatouille pero en esta ocasión no huyen de la cocina de Remy, si no de las mismísimas alcantarillas de la ciudad del amor, porque dulcolax está funcionando.

Que grandes son estas ratas, me encantan, sobre todo la rata que está encima de la farola anunciando el fin del mundo.


Gracias a: I believe in Advertising

2 comentarios:

Ana R. dijo...

A mi me gustan las que llevan orejas de Mickey XDDD ¡qué puntazo!

ito dijo...

jaja, si, y la ciega, y la de los piercings... son todas muy buenas.